Ha entrado en vigencia un bloqueo de la Ley de Aborto preventivo por parte de la Corte Suprema de EE.UU, haciendo una especie de votación que no les dio la victoria a doctores de Louisiana, de revocar esta medida.

Aunque pueda ser revocada, el designado de Trump para estos casos, Brett Kavanaugh, impuso su desacuerdo en el documento que 4 doctores abortistas entregaron a la corte donde se solicitan permisos para privilegios de admisión en hospitales que estén a 30 millas de su lugar de trabajo.

Por su parte, los opositores a esta ley están reclamando que las mujeres que necesiten hacer esto con urgencia les está causando retrasos y complicaciones; “Para resolver las incertidumbres objetivas presentadas en la solicitud de suspensión sobre la capacidad de los tres médicos para obtener privilegios de admisión, negaría la suspensión sin perjuicio de la capacidad de los demandantes de presentar una queja posterior y una moción de resolución preliminar, la conclusión del período de transición regulatorio de 45 días”, dijo Kavanaugh ante esta proposición de los médicos.

Esta solicitud de 4 doctores, si se aprueba, no solo les estaría dando permiso de cometer estos asesinatos en su lugar de trabajo sino en centros médicos públicos que estén cerca de donde laboran , permitiendo así la proliferación de estos abortos “preventivos”.

Exigiendo que se apruebe de inmediato y su vigencia sea rápida, activistas que apoyan estas medidas se están quejando de las interferencias puestas por los partidos conservadores, “La industria del aborto, durante las últimas cuatro décadas, ha luchado contra todas las normas de salud de sentido común. Este es solo otro ejemplo de la extrema longitud que persigue la industria del aborto para proteger el aborto a pedido”, han expresado lideres que apoyan el aborto en EE.UU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here